sábado, 13 de julio de 2013

La Sirena en la Cultura Mapuche


"La Sirena y otras Entidades Acuáticas
en la Mitología Mapuche"





Cuando leí Amanecer, último libro de la Saga Crepúsculo, me llevé una grata sorpresa al descubrir que, uno de los personajes importantes en el desenlace de la historia, el híbrido vampiro-humano Nahuel, era de origen mapuche (también lo eran su tía y su fallecida madre) y aunque esto no se menciona en la versión cinematográfica, nos dice igual que la etnia mapuche despierta bastante interés ante ojos foráneos.  Y con justa razón, debido a su fama de aguerridos, ejerciendo dura resistencia, antaño, contra la conquista, como quedó plasmado en el poema “La Araucana” de Alonso de Ercilla; lucha que, hoy en día, siguen dando por sus tierras.

Pero, bueno, no me iré por las ramas.  Mejor voy a introducirlos brevemente en la Cosmovisión Mapuche, quiénes rinden culto a sus antepasados y a los espíritus (elementos) de la naturaleza, por lo que la tierra (Mapu) es de suma importancia para ellos en sus vidas, por algo se llaman así mismos Gente de la Tierra, que es el significado de la palabra “mapuche”.  Para ellos cada exponente del reino animal, vegetal y mineral tiene un alma o espíritu y merece todo el respeto posible, pidiendo permiso antes de utilizar los recursos naturales que la madre tierra les brinda generosamente.

En tiempos antiguos, los mapuches abarcaban un vasto territorio entre Chile y Argentina, con una lengua bastante uniforme y elementos culturales bastante homogéneos (aunque hubiesen sub-ramas de pueblos dentro de ellos, por ejemplo, Picunches (gente del norte), que vivían en la zona centro-norte; Pehuenches (gente del pehuén o araucaria, referente a este árbol milenario), que vivían en la zona cordillerana o Huilliches (gente del sur), habitantes, principalmente, de la región de la Araucanía y del Archipiélago de Chiloé).

Bueno, luego de esta breve introducción al mundo mapuche, pasaré a hablar directamente sobre el tema que dio pie a este post: Mitos sobre sirenas y otras entidades acuáticas en la Cultura Mapuche;  dividido en 3 partes:
1.- Mito Sobre el Origen del Pueblo Mapuche.
2.- Entidades Acuáticas.
3.- La Sirena Mapuche.



Mito Sobre el Origen del Pueblo Mapuche




Este mito está intrínsecamente relacionado con el mar y posee muchas variantes, aunque una misma esencia.
Nos cuenta como un día la entidad marina llamada Cai Cai Vilú (Kai Kai Filú), representado como una enorme serpiente marina, quiso acabar con la humanidad e hizo que las aguas del océano crecieran, lo inundaran todo y acabaran con todo rastro de vida.   Pero esto no pasó desapercibido ante los ojos de Tren Tren Vilú (Treng Treng Filú/ Ten Ten Vilú), la serpiente de la tierra, quién socorrió a los hombres elevando los cerros y dando dura batalla a su contrincante, siendo finalmente el vencedor.
Las personas que lograron sobrevivir a tamaña catástrofe, refugiándose en las montañas, dieron origen al pueblo mapuche y la gente que no logró escapar, fueron transformadas en rocas o en seres marinos; algunas versiones enfatizan puntualmente que les salió cola y aletas y, otras, más modernas, nos cuentan que se transformaron específicamente en “Shumpall”, que es como se le conoce a la sirena mapuche.

Los jesuitas, a su llegada, compararon este mito con el del Diluvio Universal.  Aunque, lo más probable, es que siendo nuestro país como es de sísmico, se haya tratado de un terremoto con tsunami de enorme magnitud (y las serpientes hagan referencia al choque de las placas tectónicas continental y oceánica).  Este mito también trata de explicar por qué nuestro país es tan “desgarrado” hacia el sur, lleno de islas, archipiélagos y fiordos.
Otras personas de corrientes más “new age”, sugieren que, tal vez, los mapuches desciendan de algún continente desaparecido, ya que su lengua sigue siendo aislada y su origen todo un misterio.



Entidades Acuáticas




Lista de entidades acuáticas que han perdurado hasta el día de hoy en la tradición oral:

- Ngen-ko: El pueblo mapuche denomina “Ngen” a los espíritus protectores de la naturaleza, siendo los Ngen-ko, los espíritus (o dueños) de las aguas.  Se les representa con forma antropomórfica o diferentes figuras zoomórficas, tales como: toros, caballos, zorros, etc.; también como a una densa neblina.

- Arunko: Equivaldría también a un Ngen-ko, pero a este ser se le describe como a un sapo y protector, generalmente, de pozos y aguas termales.

- Ñull-Ñull o Llul-Llul: También se le llama Ngen-Lafquen (dueño del mar).  Se le representa como a un gato o nutria marina (huillín o chungungo).  Se le atribuye la creación de las olas y el bramido del mar.

- Huala: Algunos Ngen-ko cuando se enamoran de una joven, la transforman en Huala, que es un ave acuática que anida entre los totorales, para poder retenerla para siempre con ellos. Esta ave (Podiceps Major), similar en apariencia a un pato, al atardecer generalmente emite unos graznidos característicos, que se asemejan a lamentos; por lo que se cree que son las jóvenes que claman a sus antepasados para que deshagan el encantamiento.

- Cahuelche: Es un delfín (tonina) mágico, presente en la mitología de Chiloé.  Puede comunicarse con los humanos, debido a que en los tiempos de la guerra de Cai Cai Vilú y Tren Tren Vilú fue un hombre que se convirtió en delfín.

- Pelo Vivo: Como lo dice su nombre se asemeja al cabello humano. Habitan los ríos y lagos de nuestro país y, según cuenta la leyenda, se introducen por cualquier abertura de nuestro cuerpo y nos enferman, llevándonos incluso hasta la muerte. Los pelos-vivos son dejados en el agua “cultivándose” por alguna mujer con dotes mágicos. 
Lo más probable es que sólo se trate de anélidos acuáticos inofensivos, similares a cabellos humanos.

- El Cuero (Cuero Vivo, Manta, Lafquen-Trilque, Trülque-Wekufe): Esta leyenda está muy difundida desde la zona central de nuestro país hasta el sur y también en Argentina.  Se le describe como a un cuero de vacuno con numerosas garras en sus bordes y múltiples ojos. Habita los lagos, lagunas, ríos e incluso el mar. Y si algún bañista desprevenido disfruta de las aguas distraídamente, puede ser presa fácil de este animal, quién atrapa a su víctima, enrollándose sobre ella, asfixiándola y llevándola a las profundidades para devorarla.
Se dice, incluso, que en la Laguna Sausalito, aquí en Viña del Mar (que es un tranque artificial), existen Cueros.
Dicen, también, que esta leyenda sería la forma de explicar los accidentes por inmersión de personas que quedan atrapadas (enredadas) entre plantas acuáticas.

A continuación les dejo el enlace a un reportaje que encontré y que me pareció bastante interesante, en donde el Cuero dejaría ya de ser un “críptido”.
(Nota: el enlace está roto, si alguien está interesado, por favor buscar en Youtube "Raya en el Río Paraná", ya que era la comparación de aquel pez con el Cuero, la que se hacía en el reportaje de Turisnotas)


La Sirena Mapuche



- Shumpall: La sirena y el tritón mapuche se conocen como Shumpall (o Sumpall).  Viven en un lugar encantado en los fondos de los ríos, lagos y el mar.
En algunos relatos el Shumpall, era descrito como un ser crespo, moreno y de baja estatura, aunque en otras versiones se asemejan más a las sirenas y tritones del imaginario común.
Dicen que los cuerpos de aguas en los que habitan nunca se secan. Y son de carácter, más bien, enamoradizos; secuestrando en múltiples historias al objeto de sus deseos y pagando una dote a los familiares de la víctima en algas, pescados y mariscos, por aquel rapto.  A su vez, la persona sustraída también se convertiría en Shumpall.

- Mankián (Mañkián, Manquián): Existen varias versiones sobre este personaje.  La más común nos cuenta que era un joven simpático y de carácter bastante bromista. Un día en que andaba con sus amigos, a los que entretenía con sus comentarios divertidos; bebió agua del chorrito de una vertiente y, en vez, de pedirle permiso, como era la costumbre, la piropeó diciendo algo así como: ¡Ay, si fueses mujer te haría el amor!, con la mala fortuna de que en aquel manantial habitaba una Shumpall, que quedó prendadísima con sus palabras y, para retenerlo para siempre con ella, lo transformó en piedra. (Esta es una de las versiones, en otras cuentan que lo transformó en un Shumpall o que se convirtió en Señor del Mar, título que compartiría con Huenteao y el Millalobo).
También hay una versión, menos romántica, que dice que al ver la vertiente brotando por entre 2 piedras, se le figuró a una mujer orinando y  que ese fue su comentario sarcástico y de mal gusto, y por esa falta de respeto fue castigado y transformado en roca).

- Abuelito Huenteao (Huentellao, Huentreao): Ser muy importante entre la comunidad Huilliche.  Se le rinde culto en la playa de Pucatrihue (X Región de Los Lagos), donde se encuentra una formación rocosa muy similar a la Portada de Antofagasta.  La historia cuenta que Huenteao era un joven huilliche que se pasaba largas horas en la playa, pensando como podía ayudar a su comunidad.  Entonces un día simplemente desapareció.  Lo que sucedió fue que una Shumpall escuchó sus ruegos y lo tomó por esposo, convirtiéndolo en el Señor del Mar, con lo cual podría ayudar a su pueblo, prodigándole buen tiempo para la pesca  y abundancia en riquezas marinas.

- La Pincoya: Ésta es, sin duda, la sirena mas conocida de Chile, proveniente de la mitología de Chiloé.
A veces es descrita como una sirena con cola de pez y en otras como una bella ninfa marina que danza para proveer (o quitar) los frutos del mar, a los hombres.  También es la encargada de guiar a la gente que perece en los mares hasta el barco fantasma llamado Caleuche.
Pero esta sirena y todos sus parientes (su hermano-esposo el Pincoy, su padre Millalobo  y su hermana menor, conocida simplemente como la Sirena Chilota) serán tema para una posterior entrada, debido a que de ellos hay mucho de lo que hablar y poder explayarse.(Ver: La Pincoya y Su Círculo Familiar)



Curiosidad

Navegando por internet me encontré con una sorpresa: un libro poético titulado Shumpall, de Roxana Miranda Rupailaf, de la cual se hizo una posterior película.  Aquí les dejo un link y las imágenes:






*Ilustración Inicial:  Pincoya, Soledad Folch, Texto Escolar Sendero III, Santillana
Imagen Nutria Marina (Chungungo): extinciónchile.wordpress.com
Escultura Sirena de Chonchi (Chiloé): Wikipedia

------------------------------------------------------------------------



Fuentes:
-Cuentos de Duendes de la Patagonia, Néstor Barrón.
-El Pueblo Mapuche, Tomás Guevara.
-El Subsistema de los Ngen en la Religiosidad Mapuche, María Ester Grebe.
-Estudios Filológicos Nº33. Elementos Constitutivos de la Matriz Simbólica en Tres Relatos Míticos Mapuches, Hugo Carrasco Muñoz, Verónica Contreras, Mabel García.
-Manquean, extracto: http://www.fotolog.com/4meli_nator/8344681/
-Wikipedia.




7 comentarios:

  1. Hola Ursu,
    Me encanto la información de las sirenas y seres de la mitología en nuestra cultura.
    Algo habia buscado como información pero no llegue a tanto.
    Te felicito por tan completos datos.
    De paso te cuento que estoy comenzando con una lectura de sirena "Sirena de Agua Dulce", no se mucho de esta historias y espero que sea buena.
    Saludos y te estoy visitando.

    ResponderEliminar
  2. Qué bueno que te gustó Lorena!
    Mira ese libro no lo conocía! Así que voy a intentar conseguirlo, para reseñarlo :)
    Muchas Gracias!
    Y gracias también por tu incondicional apoyo :)

    ResponderEliminar
  3. Hola ^^ La vedad que la mitologia mapuche esta interesante.Yo solo conocia la griega, egipcia y la japonesa.
    Esta guay descubir otras culturas <3
    Besos me suscribo, pásate si quieres ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Omi-chan! Bienvenida! Qué rico que te gustó la mitología de mi país! Pronto subiré más leyendas.

      Visité tu blog "Delirios de una Escritora" y está súper entretenido :) así que ya te sigo. Al parecer nos gustan las mismas cosillas :)

      Bueno, nos estamos leyendo!
      Besitos!




      Eliminar
  4. ¡Un siete! Ofreciste más datos que Oreste Plath que fue siempre mi fuente de información sobre nuestra mitología. Lo raro de la pincoya es que solo se mueve por tierras chilotas. ¿Acaso no hay pincoyas más al Norte?
    Cuando yo era chica tenía la manía de chuparme el pelo y Mi Ma me decía que de tan mojados se iban a volver culebras y que una noche me iba a despertar con la cabeza de Medusa. Y también oí que si dejaba el pelo en agua se volvería culebra.
    No solo en Sausalito. Cuando Mi Pa era chico, vivía en Agua Santa e iba al colegio en Los Padres Franceses que entonces quedaban en Uno Norte. Tenía que cruzar un puente (yo creo que era Ecuador) y se moría de susto porque juraba que en el estero flotaba un “cuero” y él tenía que pasar por encima del bicho.

    ResponderEliminar
  5. ¡Un siete! Ofreciste más datos que Oreste Plath que fue siempre mi fuente de información sobre nuestra mitología. Lo raro de la pincoya es que solo se mueve por tierras chilotas. ¿Acaso no hay pincoyas más al Norte?
    Cuando yo era chica tenía la manía de chuparme el pelo y Mi Ma me decía que de tan mojados se iban a volver culebras y que una noche me iba a despertar con la cabeza de Medusa. Y también oí que si dejaba el pelo en agua se volvería culebra.
    No solo en Sausalito. Cuando Mi Pa era chico, vivía en Agua Santa e iba al colegio en Los Padres Franceses que entonces quedaban en Uno Norte. Tenía que cruzar un puente (yo creo que era Ecuador) y se moría de susto porque juraba que en el estero flotaba un “cuero” y él tenía que pasar por encima del bicho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Male!, acabo de ver tus comentarios y sólo porque agregaba la bibliografía al post (la que estaba debiendo), ya que por alguna extraña razón, G-mail, esta vez, no me avisó de ellos.
      Qué buenas anécdotas!!!
      En mi entrada de La Pincoya cuento sobre la teoría , justamente dicha por Oreste Plath, que el nombre de esta ninfa provendría de vocablos aymaras o quechuas, que significarían "esposa del Inca", algo sumamente curioso.
      Sobre sirenas hacia más al norte, te invito a visitar mi entrada de "Leyendas y Relatos de Sirenas en Chile", donde cada región tiene su propia ninfa representante.
      Besitos!

      Eliminar