miércoles, 4 de septiembre de 2013

La Pincoya y Su Círculo Familiar


Breve Introducción:



La Pincoya es una ninfa que circunda las aguas del archipiélago de Chiloé.  Algunas veces es descrita como la típica sirena con cola de pez; otras, con cola de lobo marino (león marino) y, también, como a una bellísima muchacha que danza en las costas con un minúsculo traje de algas, que deja entrever sus sinuosas curvas  y un par de piernas totalmente humanas.

La Pincoya es hija de la unión de la deidad marina el Millalobo con la humana Huenchula.  Y siendo la hija de una portentosa divinidad, tiene responsabilidades a su haber: Ella es la encargada de mantener el equilibrio de las especies marinas, con las cuales se alimenta el hombre (a veces, se dice que es la encargada de fecundarlas), pero en lo que sí coincidirían la mayoría de las fuentes es que, para ello, realizaría un baile mágico a orillas de la costa: Si lo hace mirando hacia el mar, habrá abundancia de frutos marinos y si lo hace dándole la espalda, habrá escasez; esto debido a que ha decidido llevar la prosperidad a otras costas, que lo necesiten más en esos momentos (otros relatos cuentan que es porque se enoja cuando hay abusos, por parte de los hombres, en la extracción de las bondades del mar).


También se apiada de los náufragos, llevándolos a lugares seguros y, a los que no logran sobrevivir, los transporta hasta el barco fantasma llamado Caleuche, donde pasarán a formar parte de la tripulación; misión en la cuál, participan, también activamente, sus hermanos Pincoy y la Sirena Chilota.



Posibles Orígenes de la Leyenda
 y de su Singular Nombre



Siempre me ha llamado la atención la gran cantidad de personajes fantásticos con los que cuenta Chiloé.  Seguramente por su mismo aislamiento, al ser una ínsula y, también, por ser el último reducto de Chile en independizarse de la corona española.  Esto sumado al sincretismo de tradiciones autóctonas con otras traídas del viejo continente, generaron una riqueza mitológica sin igual.

Retomando el tema de la Pincoya.  Variadas leyendas mapuches nos relatan sobre jovencitas enamoradas por algún Shumpall, con quiénes se van a vivir, por su propia voluntad, a las profundidades; abandonando, de paso, a sus familias. 
Al cabo de un tiempo, estas jóvenes volvían a casa de sus padres, con un bultito entre los brazos, que era nada más ni nada menos que un hijo de ella con el Shumpallrecién nacido al que ningún ojo humano podía mirar. 
Los abuelos, en algún minuto de descuido de la hija, destapaban las cobijas del bebé y éste se convertía en agua pura o se descubría que tenía apariencia de “lobito marino”.

Estos relatos son muy similares al “nacimiento de la Pincoya” (leyenda que relataré más adelante. Ver Huenchula) y que nos vienen a desvelar sus raíces originarias.  Por otro lado, la fusión con lo europeo sería que, siempre a la Pincoya la describen con una hermosa cabellera clara.

Los orígenes del nombre de la Pincoya son inciertos.  Algunas fuentes, la asocian a las palabras Inca Coya, que significan “esposa del Inca” en quechua o aymara.  Incluso, en el norte, en la II Región de Antofagasta, existe una laguna en Chiu Chiu llamada Inca Coya, porque allí pereció una princesa enamorada y traicionada por un soberano Inca. 
Pero los incas lograron avanzar sólo hasta el centro de Chile, debido a que de allí en adelante se encontraron con la implacable resistencia mapuche. Por eso, es difícil que la terminología haya llegado tan al sur, aunque, por supuesto, no imposible.

En la recopilación de Leyendas Chilenas de Fernando Emmerich nos cuenta que: “los pescadores de Chiloé recuerdan que las primeras mujeres que recogían mariscos para alimentar a sus familias se llamaban “pincoyas”, con el tiempo, los pescadores pasarían a convertirlas en seres sobrenaturales...”.

Hace un tiempo, un amigo me trajo directamente de Chiloé  un librito de formato muy sencillo, casi artesanal. No se menciona al autor, sólo dice Ediciones Víctor Naguil.  En él se detalla que la palabra Pincoya proviene de la fusión de las palabras en mapudungún: “Pinda o Piñuda” que es el colibrí más austral que existe (Picaflor Rubí, Sephanoides-Sephanoides) y de “Colún” que es el color rojizo.  Tal vez, por el tono de las algas de su indumentaria o, como se menciona dentro del libro, porque la Pincoya podría tener el cabello de ese color, (tal y como tiene el copete rojo en la cabeza, aquel hermoso colibrí de plumas  tornasoladas).



Su Familia



- Millalobo: (Fusión mapudungún-español: Lobo de Oro).  Su nombre deriva de “Millalonko” (Cabeza de Oro) que era un Wekufe (ser maligno) que habitaba en los lagos y mares.  También se le identificaba con el nombre de “Epulonko” o “Epuange” (2 caras), debido a la ambivalencia bueno/malo, misma dualidad que presenta el mar.
Hoy en día se le considera totalmente benévolo y, según la Mitología Chilota, es el Señor de los Mares.
A él se le describe como a un lobo marino dorado o como mitad lobo marino en su parte inferior.
Habría nacido de la unión de una mujer con un lobo marino en los tiempos de la guerra de Cai Cai Vilú y Ten Ten Vilú (TrenTren Vilú).  (Y Cai Cai Vilú, posteriormente, habría delegado el gobierno del mar al Millalobo).
Esta deidad se enamoró de la humana Huenchula  y de su unión nacieron la Pincoya, el Pincoy y la Sirena Chilota.

- Huenchula: (También llamada Cucao, según una leyenda Huilliche).  Huenchula era una muchacha que ayudaba en los quehaceres de su hogar, con la labor de acarrear agua desde el lago.  Allí era observada furtivamente por el Millalobo, quién un día se la llevó a vivir con él a su palacio en las profundidades.  Al cabo de un año, Huenchula, volvió a casa de sus padres con regalos para ellos enviados por su “esposo” y un bebé sobre sus brazos.  Los padres no daban más de la felicidad al tener a su hija de regreso y una nieta. Pero a la bebé no se le podía mirar.  Sin embargo, los abuelos no aguantaron la curiosidad y, durante una pequeña ausencia de su hija, destaparon a la criatura, la que se transformó en ese preciso momento en agua cristalina, emergiendo desde la ruca (vivienda) un destello de luz hacia el cielo (algunas versiones cuentan que se convirtió en una estrella), acompañado de un silbido, que alertó a la Huenchula de lo ocurrido, quién presa del dolor corrió hasta la playa, donde la esperaba el Millalobo, el que sin mayor preocupación vertió el agua sobre la superficie del mar, emergiendo, en ese instante, una bellísima muchacha: La Pincoya.

- Huenchur: Madre de Huenchula.  Ella era una machi (chamana) muy apreciada por su comunidad.  Luego de la segunda ida de su hija y la posterior muerte de su esposo, con un profundo vacío en el corazón, se lanzó a la tarea de encontrar a Huenchula.  Y navegando en una pequeña embarcación (canoa) se adentró en el mar, pero su embarcación no resistió los embates de una tempestad y sucumbió.  La Pincoya, como era su deber, se acercó a socorrer a la náufraga; reconociendo inmediatamente a su abuela materna y llevándola ante su padre, quién la revivió y la dejó a cargo del control de las mareas, los vientos, las tempestades y el clima marino en general, pero con la condición de tener que navegar eternamente en su canoa y la prohibición de nunca más tener contacto alguno con los humanos. Para ello se le designó a “Cahuelche”, el delfín cuyo lenguaje era comprensible para las personas, con quién podría enviar sus mensajes y avisos meteorológicos hasta la gente.

- Pincoy: Hermano y esposo de la Pincoya.  Hermoso y de cabello rubio, su cuerpo sería mitad lobo marino, como su padre, y de un tono dorado brillante.  Su misión es velar por el ecosistema marino y proteger a sus hermanas.  Se dice que es él quién entona la bella y extraña canción con la que la Pincoya inicia su danza mágica.

- Sirena Chilota: Es la hermana menor de la Pincoya. Habita en las cercanías de la isla Laitec.  A ella se le describe siempre rubia y con cola de pez dorada.  Su misión es ayudar a sus hermanos cuidando el ecosistema marino y transportando a los malogrados navegantes hasta el Caleuche.

* Caleuche: Este espectral barco también está íntimamente relacionado a esta mágica familia, pero sólo me remito a dejarles el link a Wikipedia, cuya información me pareció bastante completa:



Curiosidad



Libro “Pincoya, Princesa de los Mares de Chiloé” (Miguel Jiménez Colin / Marcy Lanfranco Orlandini, 2007). En esta obra, de hermosas ilustraciones, se hace una introducción al mundo y la genealogía de la Pincoya y se menciona también a la hija de ésta con Pincoy, que se llama “Pulula”.



Otras Leyendas Sobre la Pincoya



- Según la Enciclopedia del Bicentenario, la Pincoya, en tiempos remotos, habría sido humana: Era la hija de un cacique llamado Tocoyhue y habría sido sacrificada a un monstruo para apaciguar la ira de éste. Esta leyenda nos cuenta que la hija del cacique aparecería cada 100 años encarnada en la Pincoya, quién se bañaría bajo la cascada Tocoihue.

- Versión de Oreste Plath, (Geografía del Mito y la Leyenda Chilenos). La primera versión de este libro nos cuenta sobre la danza que mencioné al principio, la que favorece o merma la pesca de un lugar.
Para lograr ser favorecido por la Pincoya, se debe estar contento, por eso los pescadores se hacen acompañar de amigos y amigas alegres y risueños.

- La segunda versión de Oreste Plath, nos narra que: En la hermosa laguna Huelde, cerca de Cucao, habría nacido la Pincoya.
Antiguamente habitaba una caverna y tenía por costumbre bañarse tanto en el río Puchanquín como en su laguna de nacimiento; desde donde con un silbido hacía emerger de las aguas un tronco de oro macizo, sobre el cual se trepaba y peinaba sus cabellos.  Muchas personas han intentado imitar el silbido de la Pincoya para hacerse con el tronco de oro, pero sin ningún resultado. 
Dicen que un día la ninfa fue robada desde laguna Huelde, para que llevara prosperidad a otros lugares y, desde aquél día, sus aguas se tornaron oscuras.
Aquí les dejo un link del Blog Isla Friendship, donde se muestran el río Puchanquín, laguna Huelde y la cueva de la Pincoya:

-  Existe un ceremonial  para atraer a la Pincoya, acá les dejo otro link para que descubran como:



Chiloé Mágico



Chiloé se ubica en la X Región de Los Lagos. Comprende principalmente de una gran isla, llamada Isla Grande de Chiloé y alrededor de medio centenar de islas más pequeñas.
Se caracteriza por su rica mitología, sus parques y paisajes de ensueño, sus coloridos “palafitos” construidos a orillas de la playa y sus antiguas iglesias de madera, que, desde el año 2000, son Patrimonio de la Humanidad.




(* En el mapa indiqué los lugares que tienen que ver con la Pincoya.  Los que están entre círculos eran sectores que ya figuraban en este plano y los que están en rectángulos blancos los incluí yo, pero como, lamentablemente, aún no he tenido la oportunidad de visitar Chiloé, tal vez puede ser que me haya equivocado, ya que sólo me guié por la indicaciones de los mapas de Google; si es así, por favor hacérmelo saber. Gracias).








* Imagen inicial: Ilustración de Yumiko Igarashi, “The Little Mermaid”
Imagen Nº2  Josephine Wall
Imagen Nº 3 oceana.org
Imagen Nº4  Miguel Jiménez Colin / Marcy Lanfranco Orlandini
Imagen Nº5  Arthur Rackham


Próxima entrada para celebrar el Mes de la Patria: “Leyendas de Sirenas en Chile”, región por región. 
Hasta la próxima, amigos!!!


------------------------------------------------------------------


*Como lo prometido es deuda (y me comprometí con Suly Black), voy a separarme un poco del tema de mi entrada, para promocionar una Página Amiga:

Las Historias de Suly, dónde podemos encontrar una interesante “versión alternativa” sobre los personajes de “Crepúsculo”, entre muchas otras cosas más, como reseñas de libros, etc.  No se la pierdan!!!







 ------------------------------------------------------------------






7 comentarios:

  1. Hola Ursu,
    Como siempre tu información es muy interesante y completa, nos deja muy informados y con ganas de saber más de nuestro país o para las personas de afuera que conozcan un poquito más de esta linda región y sus leyendas.
    Cariños
    Lorena

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Lorena, gracias por visitar nuevamente mi Blog.
      Q rico q te gustó! Si, esa es la idea, q la gente conozca más sobre nuestro bello país :)
      Saludos!

      Eliminar
  2. HOLAAAAAAAAAA........ QUE GUSTO SALUDARTE.... URSU NO HABIA PODIDO CONECTARME...... PERO YA ESTAMOS AQUI...... GRACIAS POR LA MENCION Y TE AVISO QUE TE HE NOMINADO EN MI BLOG A UN PREMIO...... TE DEJO UN PAR DE ENLACES PARA QUE CHEQUES COMO VA LA COSA.... MIL BESOS...... SALUDOS A LORENA..... BESOS A LAS DOS.....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ME OLVIDE DE LOS ENLACES...UPSSS......

      http://enfrascadosentrelibros.blogspot.mx/2013/09/premio-para-el-blog.html?showComment=1378953202185#c3242225909049091470

      http://lashistoriasdesuly.blogspot.mx/2013/09/primer-premio-para-el-blog.html

      Eliminar
    2. Gracias Suly por la nominación. Espero tener el tiempo para contestar el cuestionario (ya que vi que eran varias preguntas) y así poder devolverte la mano :)
      Gracias y saludos!

      Eliminar
    3. HASLO CON CALMA..... ASI LO HICE YO....... PEOR PORQUE NO TENIA SEÑAL CUANDO ME LLEGO LA NOTIFICACION....... MIL BESOS

      Eliminar
  3. He encontrado una página muy interesante, que nos da una explicación muy lógica sobre el baile que realiza La Pincoya, lo que podría ser una interpretación dada por los pescadores a los fenómenos de la Corriente del Niño y de la Niña. Aquí les dejo el enlace:
    http://etago.blogspot.com/2009/09/la-inteligencia-de-la-pincoya.html

    ResponderEliminar